martes, 11 de octubre de 2016

Los restos del día. Kazuo Ishiguro.

Ficha Técnica:

Título: Los restos del día.
Autor: Kazuo Ishiguro.
Editorial: RBA Editores.
Formato: Rústico.
Páginas: 251 Págs.
ISBN: 84-473-0794-8
Precio: 6,00 Euros.

Sinopsis:

"Inglaterra, julio de 1956. Stevens, el narrador, durante treinta años ha sido mayordomo de Darlington Hall. Lord Darlington murió hace tres años, y la propiedad pertenece ahora a un norteamericano. El mayordomo, por primera vez en su vida, hará un viaje. Su nuevo patrón regresará por unas semanas a su país, y le ha ofrecido al mayordomo su coche que fuera de Lord Darlington para que disfrute de unas vacaciones. Y Stevens, en el antiguo, lento y señorial auto de sus patrones, cruzará durante días Inglaterra rumbo a Weymouth, donde vive la señora Benn, antigua ama de llaves de Darlington Hall. Y jornada a jornada, Ishiguro desplegará ante el lector una novela perfecta de luces y claroscuros, de máscaras que apenas se deslizan para desvelar una realidad mucho más amarga que los amables paisajes que el mayordomo deja atrás. "
________________________________________________________________________

Si alguien me preguntase por el escritor que más gratamente me ha sorprendido en los últimos tiempos, probablemente mi respuesta sería Kazuo Ishiguro. Un escritor del que hasta hace muy poco tiempo, no tenía conocimiento de su existencia, pero cuyos libros (los dos que he leído hasta este momento) aún siendo totalmente distintos, me han parecido absolutamente geniales.
Kazuo Ishiguro nació en Nagasaki en 1954, pero se trasladó a Inglaterra en 1960. Ha estudiado en las universidades de Kent y de East Anglia y en la actualidad vive en Londres. Está considerado como uno de los mejores escritores contemporáneos. 

Kazuo Ishiguro
A Ishiguro le conocí a través de su libro "Nunca me abandones", que ya trataré de reseñar más adelante.
Tuve la suerte de que cuando apenas había terminado de leerlo, encontré en una feria de libros antiguos y de segunda mano este ejemplar de "Los restos del día", así que ni me lo pensé. Lo compré de inmediato.

"Los restos del día" está ambientada en la Inglaterra de mediados de la década de los 50 y nos cuenta la historia del Sr. Stevens, un mayordomo a la antigua usanza que ha servido en la mansión de Darlington Hall durante más de treinta años y que hace un extenso repaso de su vida mientras planea realizar un viaje. El primero de su vida. Una vida dedicada por completo y en exclusividad al servicio.

El antiguo dueño, Lord Darlington, era un caballero inglés que durante los años treinta mantuvo contactos con los nazis para tratar de instaurar en Inglaterra un régimen político parecido al alemán.

A la muerte de Lord Darlington, el Sr. Stevens continúa trabajando en la mansión para su nuevo señor, un norteamericano adinerado, que compró la casa al fallecimiento de su anterior propietario.

Es entonces cuando, aprovechando que su nuevo señor va a regresar durante unas semanas a su tierra natal, el mayordomo decide llevar a cabo su periplo. Además, el señor de la casa le permite usar su propio coche para realizar dicho viaje.

Así pues, el Sr. Stevens aprovechará esos días para viajar a través de la campiña inglesa hasta llegar a Weymouth, donde vive Miss Kenton, (ahora conocida como la señora Benn, después de haberse casado), que era la antigua ama de llaves de Darlington Hall.

Con este trasfondo, el Sr. Stevens hará un repaso de toda su vida en el que se dejará entrever cierta amargura y quizás un atisbo de resignación, cubierta con una concienzuda capa de satisfacción por el trabajo bien hecho.

Los restos del día.
Y es que a través de las páginas de "Los restos del día", conoceremos lo suficiente del Sr. Stevens para darnos cuenta que es un hombre recio, que posee unos principios muy arraigados. Unos principios tan férreos que doblegarán cualquier otro sentimiento.

Pronto uno se da cuenta de que para el Sr. Stevens el deber es el deber y no hay mayor satisfación que la que otorga el cumplir diligentemente con la obligación.

Con "Los restos del día" Ishiguro consigue trasladarnos hasta la idílica campiña inglesa de los años 50 en el que las luces y las sombras  mantienen un singular coqueteo; un tira y afloja en el que las sombras, aunque soterradas siguen siendo sombras.

Si quuieren saber algo más acerca de esta historia, el libro tiene versión cinematográfica y se estrenó en 1.993 con el nombre de "Lo que queda del día"EStuvo dirigida por James Ivory y fue protagonizada por Anthony Hopkins, Emma Thompson y Christopher Reeveentre otros. 

Un libro precioso, aunque en cierta manera desalentador; si quieren saber el por qué, deberán buscarlo entre sus páginas.

Disfrútenlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario